El Diario de Oliva: Lo que Sucede Ahora El Diario de Oliva: Lo que Sucede Ahora

Editorial: La urgencia de un programa educativo y productivo para Oliva

Ante las recientes noticias de un segundo parque industrial en la ciudad de Hernando, y el desarrollo productivo turístico que acerca a la localidad de Villa Ascasubi al pleno empleo, queda saber cómo Oliva teje o no su esquema productivo hacia el desarrollo de las empresas locales y micro emprendedores. 

Oliva 07/10/2022 Santiago Daniel Montoya Santiago Daniel Montoya
industria pyme
Editorial: La urgencia de un programa educativo y productivo para Oliva.

Ante las recientes noticias de un segundo parque industrial en la ciudad de Hernando, y el desarrollo productivo turístico que acerca a la localidad de Villa Ascasubi al pleno empleo, queda saber cómo Oliva teje o no su esquema productivo hacia el desarrollo de las empresas locales y micro emprendedores. 

Todo esto, a la luz del proceso de enajenación y venta de unas 226 hectáreas productivas del casco rural del centenario Vidal Abal. Una nueva y clara señal de que la ciudad y sus fuerzas vivas requieren pergeñar una gama de iniciativas productivas alternativas a los ingresos que todavía genera el polo sanitario. 

Desde lo estrictamente municipal, ambas direcciones relacionadas y vinculadas al desarrollo local y productivo se encuentran acéfalas. Una desde su nacimiento y que sería encabezada por Sergio Renato Salvatori, y otra desde agosto, cuando se produjo la partida de la licenciada Paula Peralta. Todo un mensaje político hacia el esquema productivo local que en tiempos de incertidumbre busca un horizonte  y no encuentra interlocutores específicos. 

Una de las virtudes de la gestión Ibarra fue plasmar de manera directa en los presupuestos municipales distintas partidas para el desarrollo micro emprendedor en la ciudad, algo que ninguna de las gestiones anteriores logró plasmar. Pero que, hasta el momento, no han sido ejecutadas bajo ninguna modalidad. En 2021, el Deliberante aprobó una partida total de 7,5 millones para el año en curso. 

Otra de las virtudes fue ejecutar un programa de empleo con instancias público-privadas como el Oliva Hace y el Oliva Trabaja. Ambos, con luces y sombras marcan un camino de base para las gestiones futuras. Cabe aclarar, que ambos programas poseen ingresos por debajo de lo que canasta básica local establece de manera proporcional para las horas trabajadas para poder vivir. Algo a revisar. 

Volviendo a la partida, el programa establece el otorgamiento de microcréditos a emprendedores locales, tanto sea a aquellos que revisen alguna actividad comercial específica o que desarrollan su producción en su hogar.  Cabe destacar que las disposiciones, condiciones y requisitos para el otorgamiento de estos serían establecidos vía ordenanza por el propio Deliberante que dio la venia positiva a la iniciativa. Esto no ocurrió hasta el momento. 

A esto se suma el esquema impositivo regresivo a nivel local, con escasas propuestas facilitadoras de establecimiento y radicación de empresas. Como contrapartida, la Oficina de Empleo y la llegada de manera coordinada de diferentes instancias de aprendizaje y desarrollo de capacitación y fomento cooperativo, como una sustanciosa propuesta de selección de personal, han colaborado con una primigenia organización de la fuerza laboral local. 

¿Qué falta? Un programa integrador dentro de un esquema presupuestario programático, que establezca prioridades al corto, mediano y largo plazo, para establecer las políticas de desarrollo en cuatro ejes mínimos: Formación educativa, formación productiva, ejecución y asistencia para el desarrollo de proyectos y micro emprendimientos locales y generar instancias de aportes financieros para capital de trabajo y gestión de adquisición de bienes. 

Por otra parte, es necesario un marco de aprendizaje y gestión de la economía del conocimiento integrado al sistema productivo. Una Oliva 4.0 digamos. Esto se trasluce en la potenciación de talleres sobre robótica, programación, maquetación web, entre otras. Todo esto genera empleados calificados, con ingresos altos y una nueva masa laboral. 

Si miramos el desarrollo histórico de la ciudad y su recurso humano, vemos que congeniar dichas instancias – la educativa y la productiva- desde lo potencial es posible. Ahora, también es evidente que cada actor social relevante desde el estado municipal, cooperativo, empresarial y comercial deberá ser parte de una mesa de acuerdos productivos para los próximos 10 años. Gobierne, quien gobierne. 

Mientras la interna cruje dentro del gobierno municipal, la prioridad administrativa parece estar en poder realizar el pago de salarios y pagos a proveedores a tiempo –un desafío no siempre concretado en tiempo y forma en este 2022- que en desarrollar de manera coherente el esquema productivo y colaborar con fondos concretos los emprendimientos “made in” Oliva. 

Concluimos con un pensamiento en voz alta. Todavía hay tiempo que una gestión que planteo el desarrollo productivo y formativo, como el industrial y económico repase sus bases, una la tropa y congenie un proyecto que apague el incendio que provoca el detrimento social que afecta a Oliva. 

También, dentro del esquema es necesario una oposición comprometida que salga del espacio de la conveniencia electoral o partidaria y asuma un mayor rol de liderazgo propositivo hacia lo productivo. Que inste nuevos espacios de acuerdos concretos, y dirima de manera positiva esta encricujada histórica que le guarda un espacio de responsabilidad insoslayable. 


                  Comenta

 

 

Te puede interesar

fachada municipalidad

Los salarios de la planta política en Oliva superarán los 63 millones en 2023

Santiago Daniel Montoya
Oliva 01/11/2022

En la continuidad del análisis del presupuesto municipal 2023, podemos acercarnos a los números de lo que le costará al erario municipal solventar los salarios de la planta política municipal el año próximo. El proyecto fue presentado por el Departamento Ejecutivo municipal el pasado 14 de octubre. 

Lo más visto

Suscripción gratuita al Diario de Oliva