A tres años del anuncio de la construcción de la cárcel federal en Oliva que no fué

Oliva 14 de septiembre de 2019 Por
Hoy se cumplen tres años de uno de los anuncios más polémicos de la era Macri en Córdoba. A este le siguieron conflictos locales, una indecisión de la Provincia, un no rotundo a la consulta popular desde el Deliberante y una indefinición política de todos los sectores.
Garavano anuncia la cárcel en Oliva

Aquel miércoles 14 de septiembre de 2016, el ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación anunció la construcción de la primera cárcel federal en la provincia de Córdoba que estaría emplazada en nuestra ciudad de Oliva. Informe especial.

Al respecto, en aquel primer anuncio, el titular de la cartera de Justicia del gobierno nacional señaló que en el presupuesto del año 2017 estaban contemplados los fondos para la construcción de la misma: “Generaría mucho empleo tanto en la construcción como en su funcionamiento”, destacó en dicha jornada.

El lugar elegido eran las tierras del Hospital Dr. Emilio Vidal Abal, que cuenta con 600 hectáreas, y se hubiera ubicado en el extremo diagonalmente opuesto al portal de ingreso (sobre ruta nacional 9), a unos 500 metros de la autopista Córdoba-Rosario, en el sector sur.

Según lo estimado, la obra demandaba una inversión trianual de 290 millones de pesos para 2017, 295 para 2018 y una tercera partida presupuestaria para 2019 de 518 millones de pesos, haciendo a la suma final de 1.103 millones en moneda nacional.

Esta cárcel federal, destinada a alojar en total 500 internos por los delitos de lesa humanidad, narcotráfico, defraudación y otros contemplados en el ámbito, generaría, además, adelantaron en su momento, unos 600 puestos de trabajo.

Un impacto político y social

Tras el anuncio formal se produjo un terremoto político en la ciudad, donde el viernes 16 de septiembre, el intendente Tamis cronicó el paso a paso del anuncio: “Por marzo-abril, tras acuerdo entre los gobiernos provincial y nacional, se presentó interés por esas tierras que son de la provincia, pero todo quedó allí hasta hace una semana, cuando me comunicaron que el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano, estaría en la ciudad de Córdoba y tomaría una determinación, pero en realidad lanzó que Oliva era el lugar más apto”. Ese anuncio disparó las opiniones diversas, “mucho a la defensiva por lo que creen puede significar tener una cárcel en la ciudad”, consideró Tamis en contacto con la prensa local.

Tamis sobre la cárcel

“Me hubiese gustado, políticamente, que vinieran a ver el lugar, que la provincia diga y que junto a Nación se anunciara, mejor desde Oliva”, puntualizó aquel viernes.

“Avalo la posibilidad de que la ciudad tiene de contar con esta inversión. Tendrá sus contras, pero el desafío es prepararse, como Estado y como comunidad”, dijo Tamis.

 

Ausencias desde Nación, Schiaretti y varios pedidos de consulta popular

Lo que le siguió a todo esto fue un largo período de indefinición y confusión ante semejante anuncio. La falta de información por parte del gobierno nacional sobre dicho proyecto, además de la no presencia de ningún funcionario de Asuntos Penitenciarios de la Nación para apaciguar las dudas locales sobre la inversión y el impacto desde lo social y político terminó por dinamitar el proyecto.

Schiaretti salió a apurar los tiempos en agosto de 2017: “El intendente dijo que no se hará una consulta popular para saber si se acepta o no. Entonces estamos buscando otro lugar”, señaló a La Voz del Interior, y hasta adelantó un eventual sitio alternativo: “Si no hay definición en Oliva, se está viendo tal vez en Bouwer, donde ya hay un complejo carcelario provincial. Y hay otros terrenos dando vueltas”, agregó.

Schiaretti justificó que “hay que definirlo rápido, porque no es que la Nación va a esperar hasta que los cordobeses definan dónde hacer esa cárcel”. Advirtió que “si no se hace en Córdoba, se hará en otra provincia” y recordó que con el Ministerio de Justicia de la Nación ya se habían evaluado otros sitios probables, como Villa Dolores o Bouwer.

Según dijo el gobernador, finalmente se atendió el pedido de Tamis, que pretendía llevar esa cárcel a Oliva. “Pero empezó a levantar polvareda, entonces le dije que acepte una consulta popular. Si la gente no está de acuerdo, ¿para qué vamos a encarar ahí? Sería peor el remedio que la enfermedad”, sostuvo. Luego, planteó que “alguien le tiene que explicar a la población por qué le conviene” esa instalación, a la vez que admitió que “son cosas que cambian el pai­saje de una ciudad”.

En aquel agosto de 2017 Tamis opinó: “El eje de la discusión es más profundo que el sí o el no a la radicación de la cárcel, es la reconversión, el formato futuro de ciudad que se quiere; algunos pregonan que tiene que seguir habiendo 10 mil habitantes y que no traigan a nadie de afuera, y otros proponemos crecer y que vengan otras oportunidades”.

Un pedido válido de consulta popular surgido a fines de 2016 por una importante cantidad de vecinos buscaba promover la participación ciudadana en tan importante decisión, algo que pese a proyectos presentados ante el Deliberante local nunca hubo voluntad política para la convocatoria fehaciente, ante los dimes y diretes, en donde no estuvo ausente la chicana política y algunos golpes bajos.

Un final incierto para la cárcel federal en la provincia de Córdoba

Lo cierto es que en la elaboración del Presupuesto Nacional 2019, la cárcel federal en la provincia de Córdoba dejó de poseer una partida específica, según lo deja ver el análisis de este, presentado como anteproyecto en septiembre de 2018 ante el Congreso Nacional.

Desde mitad de abril de 2018 hasta el presente la construcción de nuevos dispositivos federales a quedado atrás, tras el virulento incremento del dólar, la parálisis de la obra pública y una decisión interna de fortalecer los dispositivos ya construidos en otra provincia o que ya estaban en construcción-como la cárcel federal en Luján de Cuyo inaugurada en noviembre de 2018 - lo que significó el final de la cuestión.

Santiago Daniel Montoya

periodista y redactor principal de El Diario de Oliva. Columnista de Política en FM Única 88.5. Conductor del programa televisivo Asunto Político de canal 3 de Oliva.

Te puede interesar