Un ciudadano de Oliva fue condenado por distintos episodios de violencia

Judiciales 01 de octubre de 2019 Por
En la Cámara del Crimen, en el quinto piso de Tribunales, Ismael Ezequiel González (31) fue condenado a un año de prisión, con declaración de reincidencia, por ser hallado culpable de los delitos de amenazas, amenazas calificadas, lesiones leves, daño y agresión.
Olivense condenado

En la Cámara del Crimen, en el quinto piso de Tribunales, Ismael Ezequiel González (31) fue condenado a un año de prisión, con declaración de reincidencia, por ser hallado culpable de los delitos de amenazas, amenazas calificadas, lesiones leves, daño y agresión, cronica en su edición de hoy el matutino Puntal de Villa María. 

El primer hecho por el que llegó al banquillo ocurrió el 7 de marzo del año pasado en Oliva, donde estaba radicado, minutos antes de las nueve de la noche. En esas circunstancias, fue hasta el Centro Educativo de Nivel Medio de Adultos (Cenma), ubicado en calle Francia 60, donde se encontraba tomando una clase quien era su pareja en ese momento. Allí pidió hablar con ella y, tras una discusión por la guarda de un menor, el hombre la golpeó en la boca y le dio una cachetada en el rostro.

El segundo episodio se registró en septiembre del mismo año, poco después de las siete de la mañana. En esta ocasión, González se dirigió a la vivienda de un vecino, situada en calle Buenos Aires al 800. En ese marco, se produjo otra vez una discusión en la que el imputado lo amenazó. Sin embargo, no quedó ahí: le lanzó ladrillos al vehículo del damnificado y, de esa forma, le generó abolladuras y le rompió las luces.

Por último, el 1° de junio de este año, aproximadamente a las seis y media de la tarde, agredió a un hombre que fue a llevar un regalo a una persona que habita el complejo donde González vivía. Según la pieza acusatoria, le propinó dos puñaladas en la zona lumbar —el lesionado requirió de 10 días de curación—.

Tras conocerse el requerimiento, la jueza Edith Lezama de Pereyra le tomó los datos personales al imputado. El hombre contó que nació en Córdoba y que actualmente vive en pareja. Además señaló que tiene un hijo y que cursó sus estudios hasta quinto año del secundario. Por otra parte, mencionó que, tras un tratamiento, dejó de consumir drogas en 2013.

Asimismo, se expresó sobre sus antecedentes. Tiene dos condenas y la última la cumplió en su totalidad el 26 de enero del año pasado. Por último, al momento de declarar, confesó. Así, se le imprimió al juicio la modalidad de abreviado —hubo un pacto de condena entre las partes que le impidió a la jueza imponer una pena mayor a la acordada—.

Luego, y como se procede habitualmente, se alegó. El primero en hacerlo fue el fiscal Francisco Márquez, quien solicitó la pena indicada al inicio. Por su lado, el abogado Manuel Toledo adhirió al planteo. Tras un cuarto intermedio, la magistrada dictó la resolución.

Santiago Daniel Montoya

periodista y redactor principal de El Diario de Oliva. Columnista de Política en FM Única 88.5. Conductor del programa televisivo Asunto Político de canal 3 de Oliva.

Te puede interesar