El Diario de Oliva El Diario de Oliva

Coronavirus: La odisea de una familia de Oliva que espera poder regresar a la Argentina desde Europa

Damián Petoletti, es un empresario local que partió con su esposa y sus dos hijas, además de sus dos padres y su hermano Franco en un viaje que no prometía circunstancias complejas. Pero el coronavirus lo cambió todo.

Oliva 19 de marzo de 2020 Santiago Daniel Montoya Santiago Daniel Montoya
crucero Costa Pacífica
crucero Costa Pacífica

Damián Petoletti, es un empresario local que partió con su esposa y sus dos hijas, además de sus dos padres y su hermano Franco en un viaje que no prometía circunstancias complejas. Pero el coronavirus lo cambió todo.

Ellos son parte de los 3.000 viajeros argentinos, brasileños y uruguayos que se trasladan a bordo del Costa Pacífica. El crucero alberga 4.000 personas, entre tripulantes y pasajeros.

El crucero partió de Buenos Aires el 3 de marzo y este jueves arribó al puerto de Marsella, en Francia con la esperanza de poder encallar y que los pasajeros puedan trasladarse a sus destinos correspondientes. Pero no fue así.

Cuando el barco zarpó de Buenos Aires se registraban los primeros contagios en la mayoría de los países de Europa y el norte del continente americano. En la Argentina todavía no había ningún infectado.

El martes por la mañana-según publicó el diario Clarín- todos los pasajeros escucharon un mensaje que dio el capitán. Por altoparlantes y en italiano, habló del estado revuelto del mar y de la dificultades para acceder a los puertos del mundo, que son bloqueados desde que el virus fue declarado pandemia. “Dijo: ‘Ustedes habrán escuchado que hay cierre de fronteras, pero estamos trabajando en un protocolo nuevo para que puedan bajar con seguridad’”. A la voz del capitán, le llegaron otras con la traducción en inglés y español. 

Petoletti, en diálogo desde el pasado lunes con El Diario de Oliva, nos informaba que el capitán del barco les anoticiaba que en Francia no se recibirán a personas que no tengan nacionalidad gala y que partirían hacia el puerto de Génova de manera inmediata. El puerto italiano figuraba como el destino final dentro del cronograma oficial del crucero.

No tenemos casos de coronavirus en el barco, además el personal del Costa Pacífica se ha portado muy bien. Las consultas se ha dispuesto que sean gratuitas, cuando en otro momento tenían un costo el turno de 50 euros y el de emergencia 250 euros” expresa nuestro conciudadano.

En la espera por encallar en Marsella había unos cinco barcos, algunos en cuarentena. “Aquí el objetivo es hacer un traslado lo más limpio posible. Aquí trabajan para devolver a cada uno a su destino” expresó Petoletti.

Hay algunos pasajeros autoconvocados, pero el resto estamos muy bien” sostuvo al ser consultado si se había producido alguna escena de nervios ante la incertidumbre general.

Petoletti y sus seis familiares saben que les espera una cuarentena de 14 días en Oliva, una vez que puedan regresar vía Aerolíneas Argentinas, en los vuelos especiales organizados para tal fin. 

Te puede interesar

Lo más visto

Todas las Noticias del Diario