El Diario de Oliva El Diario de Oliva

EN FOTOS: El impacto de la crisis económica en autónomos y monotributistas de Oliva

Un relevamiento llevado adelante por el bloque de Somos Oliva-UCR al universo local de autónomos y monotributistas dio cuenta de la apremiante situación que atraviesa el sector en plena pandemia por el COVID-19 y con un asilamiento social, preventivo y obligatorio que se prolongará hasta el 24 de mayo.

Galerías de fotos y videos 11 de mayo de 2020
placa 1

Un relevamiento llevado adelante por el bloque de Somos Oliva-UCR al universo local de autónomos y monotributistas dio cuenta de la apremiante situación que atraviesa el sector en plena pandemia por el COVID-19 y con un asilamiento social, preventivo y obligatorio que se prolongará hasta el 24 de mayo.

La modalidad de recolección de las muestras fue mediante el asistente de Formulario de Google y se llevó adelante del viernes 24 al lunes 27 de abril y contó con la participación de 75 monotributistas y autónomos locales que participaron.

En la primera parte de la encuesta se buscó identificar la estructura empresarial y comercial además de la operatoria comercial antes y después de la pandemia.

Un 42,7% manifestó poseer un local alquilado, mientras que un 30,7% relevó no poseer estructura comercial alguna, mientras que el otro 26,7% especificó tener local propio. Otro dato interesante es que el 10,7% manifestó su actividad comercial bajo la categoría Oficios, mientras que un 8% dio a conocer que se ubica dentro de la categoría supermercados, almacenes y kioscos.

La gestión de las ventas: Antes y después del inicio de la cuarentena

Una lectura sobre la profunda modificación y adaptación del rubro comercial y empresarial de Oliva se deja mirar en la “foto” captada en esta encuesta local.

Antes de la pandemia los comercios de Oliva administrados por monotributistas y autónomos gestionaban sus ventas un 77,3% de manera personal, 14,7% vía telefónica o WhatsApp y el restante bajo la modalidad e-commerce (Mercado Libre y redes sociales).

Ahora bajo el aislamiento social la gestión de ventas se realiza un 33,3% vía telefónica o WhatsApp, mientras que el 30,7% a mantenido la atención personal y un 13,3% a incorporado o priorizado la modalidad delivery. Un dato fundamental es que un 17,4% de los encuestados sostuvo que se encuentra sin prestación de servicios o ventas, un dato claramente alarmante para las autoridades locales.

Pago a proveedores, impuestos y tarjetas de crédito: las principales dificultades

Por último, en lo referido al impacto del aislamiento social y preventivo en el rubro comercial y empresarial, un importante porcentaje de los encuestados midió la pérdida de ventas entre un impacto moderado a un impacto alto, dos de las cinco categorías ofrecidas por la encuesta para dar cuenta de lo que acontece a dicho sector.

En tanto, un número cercano al 50% manifiesta retrasos en la entrega de trabajos o mercadería entre un impacto moderado a alto.

Una de las claves dentro de cualquier esquema económico de pequeñas y medianas empresas es el ciclo de pagos a proveedores conocido como cadena de pagos. En esta encuesta un número cercano al 48% mostró dificultades en el pago a proveedores.

Otro ítem para subrayar es que más del 60% sostiene dificultades para el pago de impuestos durante la pandemia; otra vez considerando tres categorías que van de un impacto moderado a Muy Alto.

Finalmente, los participantes decantaron en un 60% con alto impacto negativo en el pago de préstamos personales o tarjetas de crédito.

Te puede interesar

Lo más visto

Todas las Noticias del Diario