El Diario de Oliva El Diario de Oliva

Dictan prisión preventiva a un hombre tras abusar de dos niñas por casi 10 años

El fiscal René Bosio dictó ayer la prisión preventiva de un villamariense domiciliado en James Craik, acusado de haber abusado sexualmente de dos niñas de su entorno familiar a lo largo de casi una década.

Judiciales 24 de junio de 2021 Santiago Daniel Montoya Santiago Daniel Montoya
50584

 
El fiscal René Bosio dictó ayer la prisión preventiva de un villamariense domiciliado en James Craik, acusado de haber abusado sexualmente de dos niñas de su entorno familiar a lo largo de casi una década, indica la reseña publicada hoy por El Diario de Villa María. 

Gustavo Rubén Dequino (40) está imputado como presunto autor de los delitos de “abuso sexual gravemente ultrajante, agravado, continuado y reiterado”, en concurso ideal con “corrupción de menores agravada”, además de otros hechos de “amenazas”, “resistencia a la autoridad” y “abuso sexual simple”.

Los graves ilícitos que se le atribuyen habrían sido cometidos en fechas no precisadas con exactitud, pero comprendidas entre los años 2007 y 2016, todos en la vecina población, donde por entonces estaba radicado este transportista nacido en Villa María el 28 de octubre de 1980 y con último domicilio en Gabriela Mistral 340 de James Craik.

Las víctimas eran niñas cuando empezaron a ser sometidas a actos perversos, prematuros y excesivos por parte de Dequino, que menoscababan la integridad sexual de las mismas, aprovechándose de la situación de convivencia con ellas en otra vivienda craikense.

 Sin embargo, los abusos salieron a la luz en los primeros meses de este año y, tras receptar las denuncias correspondientes, el fiscal Bosio ordenó la detención del sospechoso, que se concretó el pasado 23 de mayo en el domicilio antes mencionado.

Con los elementos de prueba colectados en el expediente hasta el momento, el titular de la Fiscalía de Instrucción del Tercer Turno, con la asistencia de la secretaria Dalila Alcalá Riff, dispuso el procesamiento de Dequino, quien quedó alojado en la cárcel de barrio Belgrano a la espera de que se resolviera su situación procesal.

Fue así que en la víspera, a exactamente un mes del arresto, Bosio dispuso la medida de coerción que dejará al transportista entre rejas mientras se avanza con la investigación de los aberrantes hechos denunciados por las víctimas.

Cabe señalar que los otros delitos que se le atribuyen (“amenazas”, “resistencia a la autoridad” y “abuso sexual simple”) se produjeron en circunstancias totalmente ajenas a los hechos que habría cometido en perjuicio de la integridad sexual de las menores.

El primero de ellos tuvo como víctima a la pareja del disoluto individuo, en el marco de un caso de violencia familiar ocurrido a mediados de mayo pasado, mientras que al ser detenido por orden del fiscal de la causa, Dequino se resistió al arresto e incluso manoseó la entrepierna de una mujer policía que participaba del operativo junto a otros efectivos.

Sigue leyendo

Lo más leído

Suscripción gratuita al Diario de Oliva