El Diario de Oliva El Diario de Oliva

Una mujer y un hombre que residen en Oliva fueron condenados por venta de drogas

 La Cámara del Crimen de Villa María condenó ayer, en un juicio breve, a un hombre y a una mujer a tres años y seis meses de prisión efectiva, al encontrarlos culpables del delito de “comercialización de estupefacientes”, en concurso real.

Judiciales 06 de julio de 2021 Santiago Daniel Montoya Santiago Daniel Montoya
Tribunales de Villa María

 La Cámara del Crimen de Villa María condenó ayer, en un juicio breve, a un hombre y a una mujer a tres años y seis meses de prisión efectiva, al encontrarlos culpables del delito de “comercialización de estupefacientes”, en concurso real, detalla El Diario de Villa María. 

La resolución fue adoptada por el titular de la Cámara, Félix Martínez, recayó sobre Jonathan David Barrera, alias Cordobés o Jony, de 32 años, nacido en la capital provincial, domiciliado en Oliva, quien realizó tareas de jornalero y es pare de dos hijos, y Yamila Betina Suárez, de 45 años, madre de ocho hijos, nacida en la ciudad de Córdoba, aunque últimamente radicada en Oliva.

Tanto Barrera como Suárez declararon que fueron consumidores de estupefacientes, aunque desde hace uno y cuatro años ya no lo hacen, aunque se dedicaron a vender estupefacientes.

En el caso de la mujer se indicó que tiene antecedentes penales, en relación a la venta de narcóticos, al punto que ya había sido condenada por un juzgado de la capital provincial el 20 de mayo de 2015, aunque poco después recobró la libertad. Durante el juicio actuó como fiscal Francisco Márquez, mientras que los abogados Joaquín Raúl González y María Teresa Perassi ejercieron la defensa del hombre y la mujer, respectivamente.

Por otro lado, en el punto de la sentencia, se precisó que Barrera también fue encontrado autor de los delitos de “amenazas calificadas” e “infractor a la Ley 14.346, de protección a los animales contra malos tratos y actos e crueldad”, además de la venta de estupefacientes antes mencionada. Asimismo, el sexto punto de la decisión judicial dispuso el decomiso de la sustancia estupefaciente y de los distintos efectos secuestrados, entre ellos cuatro teléfonos celulares, todos marca Samsung, aunque con diferentes características y en distintas condiciones; además de la suma de 8.600 pesos.

En la sentencia se precisó, por otro lado, que no se hizo lugar al pedido de prisión domiciliaria solicitado por la abogada defensora de Yamila Suárez, “por no haber sido fundado el mismo”.

Sobre el final de la sentencia se dejó sentado que, en audiencia pública, al mediodía del próximo 6 de agosto se expondrán los fundamentos de la sentencia que se dictó durante la mañana de ayer.

Sigue leyendo

Lo más leído

Suscripción gratuita al Diario de Oliva