Una cooperativa de Almafuerte y dos cerealeras en Río Tercero bajo la mira de Agroindustria nacional por el origen de 1.200 toneladas de maíz

Regionales 07 de marzo de 2019 Por
La Secretaría de Gobierno de Agroindustria, a través de la Dirección Nacional de Control Comercial Agropecuario, realizó inspecciones en localidades cordobesas de Río Cuarto, Coronel Moldes, Adelia María, San Basilio, El Espinillal, Río Tercero y Almafuerte.
cerealera-sancionada-agroin

La Secretaría de Gobierno de Agroindustria, a través de la Dirección Nacional de Control Comercial Agropecuario, realizó inspecciones en localidades cordobesas de Río Cuarto, Coronel Moldes, Adelia María, San Basilio, El Espinillal, Río Tercero y Almafuerte. Como resultado del accionar fueron inhabilitados nueve usuarios de industria, un fraccionador de grano y una industria aceitera a la que se halló operando con CUIT limitado. Además, se realizaron interdicciones de granos por más de 1.700 toneladas.

En Río Cuarto, los agentes estuvieron en una fábrica de alimentos balanceados. Como consecuencia del análisis realizado previamente y lo verificado por el personal actuante en la fiscalización se certificó que la firma operaba con ocho usuarios de industria no matriculados en el Registro Único de la Cadena Agroalimentaria (RUCA), los que quedaron inhabilitados de operar hasta que regularicen su situación registral.

En Coronel Moldes se procedió a suspender la matrícula de una industria aceitera a la que se halló operando con la categorización de CUIT limitada por la AFIP, no autorizada por el organismo a operar en el comercio de granos y subproductos por antecedentes de incumplimientos fiscales. El hecho motivó que no se utilicen los documentos necesarios y obligatorios para respaldar sus operaciones comerciales.

En Adelia María se retuvieron más de 420 toneladas de maíz a una planta de alimentos balanceados, no pudo acreditar origen y procedencia de los granos utilizados. Situación similar ocurrió con 140 toneladas de trigo de una planta de localidad de San Basilio, que además registraba considerables faltantes de maíz y soja en los libros oficiales. En el Espinillal se inhabilitó a un usuario de industria que operaba sin matrícula en la planta de una procesadora de granos.

Además, en dos plantas cerealeras de las localidades de Río Tercero y en una importante cooperativa de Almafuerte se inmovilizaron hasta que acrediten su origen más de 1.200 toneladas de Maíz, la cooperativa además operaba como fraccionador de granos sin matrícula habilitante.

Los operadores a los que se halló trabajando sin matrícula de RUCA en calidad de usuarios, no sólo atentan contra el normal desarrollo de la actividad, sino que además ponen en riesgo la vigencia de las matrículas de las industrias que procesan sus granos, porque no deben prestar servicio según lo establece la Resolución 21-E/2017 y sus modificatorias, a empresas que no estén matriculadas en RUCA.

Santiago Daniel Montoya

periodista y redactor principal de El Diario de Oliva. Columnista de Política en FM Única 88.5. Conductor del programa televisivo Asunto Político de canal 3 de Oliva.

Te puede interesar