Tres años de prisión por tenencia de estupefacientes a sujeto detenido en James Craik

Judiciales 30 de agosto de 2018 Por
En la Cámara del Crimen, en el quinto piso de Tribunales, César Raúl Deheza fue condenado a 3 años de prisión de cumplimiento efectivo. El hombre de 27 años fue encontrado autor responsable del delito de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización.
23-juicio-Deheza.jpg_57698320
César Raúl Deheza fue condenado a 3 años de prisión de cumplimiento efectivo.

En la Cámara del Crimen, en el quinto piso de Tribunales, César Raúl Deheza fue condenado a 3 años de prisión de cumplimiento efectivo. El hombre de 27 años fue encontrado autor responsable del delito de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización, cronica el matutino Puntal de Villa María en su edición de hoy.

Por otra parte, se ordenó el decomiso de las sustancias que se le encontraron a los fines de su destrucción. También cabe decir que hace aproximadamente 11 meses que está detenido.

Con respecto a los hechos es necesario retrotraerse a fines de septiembre del año pasado. En ese momento, en la terminal de ómnibus de James Craik, la Fuerza Policial Antinarcotráfico (FPA) lo encontró al imputado con tres envoltorios termosellados que contenían, en total, la cantidad de 14,7 gramos de cocaína.

El procedimiento se produjo a raíz de un llamado anónimo en el que se manifestó que el individuo iba en el colectivo con droga. Fue entonces cuando lo interceptaron.

Cuando el juez Félix Martínez le tomó los datos personales, se conoció que el sujeto es albañil y que no poseía antecedentes.

Asimismo, se pudo saber, según contó el acusado, que consume marihuana desde los 13 años y cocaína desde los 15. Con relación a esta última droga también confesó que en el último año se le convirtió en un “hábito” y lo hacía “todos los días”. En esta dirección agregó que bebía alcohol con cierta periodicidad.

Por último, cuando se lo interrogó acerca de si declarase o no, Deheza admitió que consume sustancias, pero negó que las haya comercializado.

Seguidamente fue el turno de que alegaran las partes. En primer lugar, el fiscal Francisco Márquez pidió que se incorpore por la lectura la prueba, decisión que aceptó María Cristina Valle, la abogada del imputado.

Es preciso decir que hizo una breve alusión a los hechos mencionados y se detuvo en un aspecto relacionado con que vecinos, durante la investigación, expresaron que había mucho movimiento de personas desconocidas en su domicilio.

Así, el representante del Ministerio Público Fiscal solicitó la pena de 4 años de prisión y el mínimo de la multa.

Luego tomó la palabra Valle, quien planteó la planteó la inconstitucionalidad del mínimo legal previsto por el artículo 5 de la Ley 23.737 —fallo dictado en octubre de 2016 por el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Córdoba en la causa que se conoce como “Loyola, Sergio Alejandro”—.

En esa oportunidad, el TSJ declaró inconstitucional la escala penal para el último eslabón del comercio de estupefacientes —micromenudeo—. Además indicó que el mínimo de cuatro años viola el principio de proporcionalidad de las penas y de igualdad ante la ley.

Es decir, Valle expresó que para hablar de comercio, hay que pensar en una “estructura importante”, cuestión que no sucede en este caso.

Además, la profesional también pidió la inconstitucionalidad de la multa. Y, de esta manera, solicitó que la pena sea de 3 años.

Finalmente, Martínez hizo lugar a lo planteado por ella y, en consecuencia, Deheza, recibió la pena  mencionada al comienzo.

Santiago Daniel Montoya

periodista y redactor principal de El Diario de Oliva. Columnista de Política en FM Única 88.5. Conductor del programa televisivo Asunto Político de canal 3 de Oliva.

Te puede interesar