El Juzgado de Faltas de James Craik intervendrá en las causas de Tío Pujio

Regionales 26 de septiembre de 2018 Por
En esta última población se instalará una terminal con el sistema de datos de la primera. El acuerdo, que fue encabezado por los intendentes Oscar Fasolis y Nancy Schiavi, permitirá agilizar las actas de infracción.
7-reunion-schiavi.jpg_57698320
Los intendentes Nancy Schiavi y Hugo Fasolis, durante la firma del convenio. (FOTO:Puntal Villa María).

municipalidades de James Craik y Tío Pujio firmaron un convenio en el que la primera le brindará los servicios del Juzgado de Faltas a la segunda. Pero el convenio es mucho más amplio ya que apunta a un trabajo en conjunto entre ambas localidades en pos de un mayor control, que indefectiblemente genera mayor seguridad, principalmente en cuestiones de tránsito. 

El intendente Hugo Fasolis, de James Craik, rescató el trabajo en conjunto que llevan adelante con su par de Tío Pujio, Nancy Schiavi, e incluso se refirió al rol del Juzgado de Faltas en la localidad que dirige. 

El mandatario descartó que los controles se realizan “para recaudar más. Eso es lo que piensa la gente y en realidad no es así. Con decir que con lo que se recauda en multas no alcanza para sostener los gastos del Juzgado”.

Entendió que ambas poblaciones son “bastante parecidas”, y recordó que al iniciar su gestión, James Craik “no tenía Juzgado, y una de las primeras acciones fue ponerlo en marcha”. 

Sobre el acuerdo puntual con Tío Pujio, entendió que con el contexto de crisis actual era más económico avanzar en un convenio como el que realizamos, en vez de la creación de un juzgado propio. “Es muy oneroso instrumentarlo y hay que tener un presupuesto interesante”, sostuvo el mandatario, quien explicó que el acuerdo establece un monto fijo mensual que deberá abonar el municipio de Tío Pujio, y “después un porcentaje de las multas efectivamente cobradas, a título de gastos administrativos”.

Llevado a la práctica, Tío Pujio va a disponer del mismo sistema que actualmente tiene James Craik. Es decir que en la población más próxima a Villa María habrá una terminal del sistema de James Craik: “Un inspector labrará la infracción y en Tío Pujio la cargan a un sistema, que queda reflejado en el Juzgado de James Craik y a partir de ahí empieza el juzgado con el sistema de notificación y todo lo que corresponde a la administración de la falta” cronicaba en su edición de hoy el matutino Puntal de Villa María.

El Juzgado de Faltas de James Craik funciona en el predio del Anfiteatro Municipal desde su creación: “Siempre quisimos tenerlo fuera de la órbita municipal”, resaltó Fasolis. De ahora en más, dicho organismo no sólo administrará a James Craik sino también a Tío Pujio.

“Esto le permitirá a Tío Pujio cobrar las multas; incluso las notificaciones oficiales salen organizadas dentro del sistema, y se pueden pagar en bancos u otros medios. El sistema está bastante aceitado”, recalcó.

Trabajo en conjunto

Fasolis ventiló que existe la posibilidad incluso de que inspectores que cumplen funciones en una localidad, puedan trasladarse a otra para llevar adelante la tarea, máxime si se realizan operativos de saturación o controles más exhaustivos.

“No está previsto que se haga pero existe la posibilidad de que los inspectores de Tío Pujio puedan trabajar en James Craik o viceversa. Todavía no lo definimos, pero lo vamos a ir analizando sobre la marcha. Veremos los resultados del convenio”, recalcó Fasolis.

Insistió en que inspectores de ambas poblaciones se encuentran “debidamente habilitados porque hicieron los cursos necesarios. Pero además creemos que es útil. A nosotros nos dio resultados intercambiando inspectores con Oliva, y lo hicimos a título de capacitación”.

Entendió que al realizar un control un inspector que no es del pueblo, “las normas -de tránsito- se respeten un poco más. Pensando en el intercambio de capacitación hace bien trabajar en diferentes terrenos”, sostuvo. 

“Si en algún momento hay que hacer operativos de saturación en James Craik se pueden pedir inspectores de Tío Pujio y viceversa. Trabajar en conjunto nos ha venido muy bien”, recalcó, reconociendo que la mayor dificultad la padecen con las motocicletas. 

Terminar con las malas costumbres

“Si el juez de Paz, el de Faltas y la Policía trabajan juntos, todo es más fácil”, rescató el mandatario, y reconoció que vivieron situaciones “en las que tuvimos que ir a buscar motos a la casas y se retiraron. Motos con infracciones o por maniobras en riesgo de personas, o falta de documentación, o que se escaparon de los controles. Cuando existe un trabajo coordinado en el marco de la ley, todo ayuda a corregir muchas malas costumbres. Y no hay duda de que se apunta a eso con este tipo de convenios”. 

Fasolis insistió en que los controles que se llevan a cabo en la población no tienen un fin recaudatorio, sino generar hábitos de conducta en los conductores, principalmente.

“La gente dice que todo esto es para recaudar, ese es el argumento de defensa. En James Craik, todos los meses desde que arrancó el Juzgado, en materia de multas nunca se recaudó más de que lo que cuesta mantenerlo abierto. Lo hacemos para solucionar un problema. No es que se hacen multas a lo loco, al contrario. La finalidad es correctiva”, remarcó. 

Santiago Daniel Montoya

periodista y redactor principal de El Diario de Oliva. Columnista de Política en FM Única 88.5. Conductor del programa televisivo Asunto Político de canal 3 de Oliva.

Te puede interesar